Despidiendo este extraño 2020

Marca: Firespiral Slings
Modelo: Enchantress Mercury Gossamer
Composición: 74% Algodón, 18% lino, 8% lana Merino
Gramaje: 270gr
Colores: Verde oliva y Marrón 
Talla 3
Precio: 134€

Este año ha sido raro para todos y todas. ¡¿O no?!

Hemos empezado con toda la fuerza y todos los ánimos llevando nuestros viajeros a varias casas y dando la posibilidad de conocerlos, mimarlos y disfrutarlos, pero de repente nos ha “parado” un virus, y los viajes se han relentizado y reestructurado.

Este es uno de los viajeros que ha sido sorprendido por el confinamiento.

Antes de este parón obligado ha vivido todo tipo de aventuras viajando por diferentes ciudades y visitando a un montón de familias porteadoras.

Ha sido lucido y disfrutado en el campo y en la ciudad, nos ha servido para hacer los recados más cotidianos o largos paseos relajantes, ¡e incluso ha viajado en tren!

Pero llegó la pandemia, y tocó disfrutar del porteo de otra manera, a otro ritmo, y en ambientes más íntimos.

Pasó el golpe más duro del confinamiento y el viaje se reanudó, adoptando todas las medidas de higiene y seguridad, decidido a seguir difundiendo porteo y apego cuando eran más necesarios que nunca.

Este ha sido un viajero marcado por las circunstancias, “cocido a fuego lento”, símbolo de lo que ha sido este año, marcado para muchas familias por la reflexión sobre el ritmo trepidante al que hemos estado viviendo. Y este reportaje es nuestro pequeño homenaje de despedida y cierre para este extraño 2020, que nos ha dejado enseñanzas vitales que ojalá hubiéramos aprendido de otra manera.

¡¡¡Bienvenido 2021!!! Por favor, ¡sé un poco amable!

Patricia y Sara

(Gracias a Miriam por acoger también a este trapito y por cedernos sus fotos 😊

Navidades bajo el sol de “Sunshine Green Gables”

Marca: Ruby Wraps
Modelo: Fular Tejido "Sunshine Green Gables"
Composición: 51% algodón peinado y 49% lino westpun
Gramaje: 280gr
Colores: Blanco y Verde
Talla: 5
Precio: 140€

Hola Familias Porteadoras!

Hace un tiempo le he enviado a Sara una “caja sorpresa”. Dentro iban varios portabebes y entre ellos se escondía una maravilla de trapito lleno de soles verdes y blancos que a mí me había enamorado a primera vista!

Sucede que no tuve el tiempo deseado para usarlo y disfrutarlo con mi peque antes de mudarnos de casa (sí, nos ha llegado el trapito y pillado casi en plena mudanza), por lo que lo he observado, tocado y probado solo un poquitín justo antes de enviarlo a Sara.

Parece ser que a Sara le ha encantado tanto cuanto a mí, (y… también la ha pillado de mudanza 😅… casualidades que pasan!), tanto que decidió aprovechar el momento familiar de la decoración navideña de su nuevo hogar para hacerle unas fotos a este bonito fular (IG #collectbeautifulmoments).

Son esas fotos que comparte con todas nosotras en modo “Feliz Navidad” total.

Parece que incluso las mamás menos navideñas se han rendido a la decoración hogareña este año, jaja! 😜

Quién parece haberse rendido también pero al sueño, ha sido el más pequeñín de la familia. Estaría bien abrigadito con tantos soles!!!

Y finalmente, que no os quede la duda de que este Fular de la novedosa marca Ruby Wraps, vale para cualquier estación del año. No siempre el lino es exclusivo sinónimo de “Verano”.

Y así terminamos este Foto Reportaje diferente en estas Navidades también tan diferentes!

Felices Fiestas! 🎄

Patrícia Maia Luís (texto)
y
Sara Santander García (fotos)

Especial: Porteo en confinamiento

Portear, es tenerle siempre cerca, escucharle y descifrar sus señales para poder darles respuesta en cada momento y mimar a toda a hora a nuestro bebé. Es tener las manos libres para los quehaceres diarios o para tomar un café, simplemente.

Portear en confinamiento no es tan diferente.
Hace mucho que quiero escribiros sobre este tema. Hace exactamente 37 días. 

37 días de porteo intermitente que hace nada era un porteo, intensivo y diario, sin más problemas que la elección de un portabebe X para cada situación o del color de un fular. Llevábamos casi 2 años de un porteo feliz, en el cual no había habido lugar a huelgas aunque mi temor me rondaba a veces.

Y de repente, todo cambió! Así de repente, en 24h hemos dejado de salir de casa “a la espalda” para hacer nuestra rutina en el exterior, respirar el aire puro (que la ciudad permite), caminar, jugar, ver caras, cuerpos, abrazar y sentir el calor humano de los demás. Y portear a la espalda, pasó a ser todo un bonito recuerdo de días atareados y veloces. 

Ahora, teníamos toooodo el tiempo del mundo para doblar y ordenar nuestro stash de fulares… y también para mirarlos con tristeza y añoranza.

Lo que me ha costado convencerle para que se subiera una sola vez, una última, creía yo. Pero finalmente, quizá de tanto hablarle de fulares y recordarle nuestros momentos, un día me pidió “onbu!” y después “fular!”… Y fui feliz! 😍

En algo más de mes y medio, yo y algunas compañeras mías del “Panos Viajantes” hemos sido regaladas con pequeños momentos de esos “sólo nuestros”. Hemos tenido la suerte de tenerlos tan cerca dormidos, de mimarles, de bailar y reír. Las mamás trabajadoras siguen trabajando y siguen porteando, los niños y niñas más grandes siguen descansado en los fulares, aunque no han descansado en ellos junto a sus madres. Nosotras nos hemos reinventado y creado una nueva rutina: bailar, bailar más que nunca (al final, va ser que resulta incluso necesario entre pan y pan!! 😅😜)!

Las familias llevamos días intensos, sin poder salir de casa con normalidad, y en el caso de l@s niñ@s, la situación es más delicada todavía, una vez que aquí en España, no se les permite salir al exterior para absolutamente nada. En Portugal el confinamiento es voluntario, así que a veces hay escapadas al aire libre tomando las debidas precauciones, lo que es un buen motivo para portear y llevarlos cerquita a nosotros. En breve, se prevén pequeños cambios para todos en España y entonces, quizá, el porteo será parte obligatória del proceso de desconfinamiento para algunas familias porteadoras.

Y pronto dejarán de ser apenas imaginación nuestra los paseos largos y soleados porteando a nuestr@s peques!

Cuídate mucho y mientras tanto, quédate en casa… solo un poco más.🌈

Patrícia Maia Luís 


YARO SLINGS – GEODESIC CONTRA CORAIL BEIGE

Hola,

¿Quién sabe cuántas chicas han pasado por el equipo de Panos Viajantes? ¿Quién conoce, por ejemplo, a Sara? ¿A Milene? ¿A Deborah? ¿Alguien?

La familia de Panos Viajantes ya es grande y tengo que agradecerles a todas las chicas que son o fueron parte de este equipo. Mi agradecimiento por el compañerismo, la dedicación, el cariño, la amistad y, sobre todo, gracias por aguantarme durante tanto tiempo.

Milene fue una de las chicas que hizo crecer a Panos Viajantes, y el fular que te muestro hoy vino de su casa. Un hermoso Yaro Slings que usé durante mucho tiempo y que no me importaría si se quedara aquí en casa.

Un trapo con 305 g / m2 con algodón, seda y tencel, muy cómodo, no da calor en verano a pesar de su gramaje. Es una tela con textura, bonita a morir e y rosa. Es un patrón lujoso, con varias líneas que son una representación simbólica de la gravedad y su ausencia.

Si tuviera que hacer una lista con mi TOP 5, este sería uno de ellos.

Inês Leite Rocha

JUNE 22 – SAVANA


Hoy vengo a hablar sobre una bandolera que llegó a mi casa con olor a estreno 😍, fue mi primer viajero nuevo. Esto puede parecer nuevo, pero una tela que ya ha dado mucho amor puede ser más fácil y más maleable.  


¡Pero me sorprendió en positivo! Investigué un poco sobre la marca y vi que la mayoría de sus bandoleras son para bebés pequeños y de poco peso, nada adecuado para mi pequeña peso pesado. Abrí el paquete con gran expectativa, y cuando lo toqué y sentí, pensé… ¡probémoslo!

Este June 22 es lino, me encanta su color mostaza, su tacto es tan seco como debería ser el lino. Es una tela delgada pero fuerte, muy fácil de ajustar, debería ser maravillosa para los días calurosos, es muy práctica porque cabe bien en una maleta pequeña. Me sorprendieron muchas cosas positivas de esta marca, incluso me dan ganas de tener más bebés para probar otra bandolera June 22 . Creo que vale la pena.


Le diré adiós este martes, la echaré mucho de menos. Hasta pronto.

Daniela Benedito

Maggie y el porteo

Hola, hoy es un día especial! Hace dos años, el 11 de febrero, faltaban 40 semanas para la fecha prevista de . Es esa fecha que parece no volver nunca más, el miedo se instala, ¿nacerás bien, sano? Y luego pasa la fecha y no aumentan los nervios y la ansiedad.

Debido a que nació siete días después, ¡ya teníamos una inducción programada para el día siguiente!

Como hoy es el día, decidí contarles cómo conocimos el porteo, cómo comenzamos y cómo nos fue hasta ahora.

Durante el embarazo conocí el porteo de mano de un amiga (por cierto, que era parte de este equipo).

Como la mayoría de los seres no conocían el porteo ni habíamos oído hablar de él, hicimos lo que la mayoría de la gente hace: comprar un cochecito de bebé. Pero sabíamos que también necesitaríamos llevarlo y queríamos hacerlo. Entonces, como la mayoría de los mortales, íbamos a comprar un portabebés, hasta solo la mitad del embarazo y sin haber invertido dinero en uno, nos presentaron el porteo. A partir de ahí fui enmascarado busca de más información.

Bueno, decidí comprarle un fular a esta amiga y hemos quedado para el 18 de febrero, después del almuerzo, pero estaba cortando las uñas a uno de los gatos cuando una de ellas se acordó de huir, me levanté para ir tras ella y sentí todo mojado… había roto aguas. Ya no fui a buscar el fular, solo lo tuve casi un mes después.

este punto, puede pensar que el carrito fue una mala inversión, al menos para haber invertido en uno tan costoso, usamos poco o nada, y se ha solucionado durante casi un año. Portear llegó a ser parte de nuestra vida, nuestra rutina. De ir a sacar la basura, pasear al perro, calmar un cólico simple, o ir de compras, caminar, portear fue nuestra salvación para los primeros días.

Y ahora? Ahora tiene casi 2 años, ha terminado y nuestro bebé es un adulto. Es febrero y no la he cargado desde que fuimos a ver las luces de Navidad. Ahora la necesidad de cargar ya no es la misma.

Me preparo poco a poco para dejar este proyecto que tanto me gustaba.

¡Agradezco sinceramente a todas las compañeras y amigos de este equipo que siempre estuvieron presentes y listos para ayudar! Y, por supuesto, cuando tus amigos que no tienen hijos se escapan porque de alguna manera ya no tenemos nada en común, entran y crean nuevas amistades. Y una nueva familia.

Fátima Farinha

June 22 – Dulce de Leche

Acerca de la marca:

El 22 de junio de 2016 nació Leonie, hija de Audrey Timbert Kiavué. Pero solo al día siguiente esta madre podría sostener a su bebé.

En mayo de 2018, Audrey creó la marca del 22 de junio, permitiendo así que más de 7500 madres porteen a sus bebés, mientras permanecen más libres.

Sobre la bandolera:
Fular semielástico corto y estrecho, 100% algodón orgánico, anillos beige y plateado., Apto para recién nacidos y homologado hasta 10 kg.

FotoReportaje:
Elegi este RS da June 22 para uns dias de colinho bom em pleno Alentejo.

Su colocación y ajuste es extremadamente fácil, dadas las pequeñas dimensiones de la tela (tanto en altura como en ancho), que atraviesa fácilmente los anillos.

Su color suave se adaptó perfectamente a la atmósfera experimentada en el Convento de Arraiolos.

El toque suave y ligero sacudió a mi bebé de 8,5 kg en los paseos por el campo y la ciudad de Évora.

Pero dada la característica del tejido semielástico, que carece de algún ajuste, recomendaría esta bandolera para los culitos más ligeros.

Cuando subimos al castillo de Arraiolos había un viento fuerte, frío y húmedo.

Por lo tanto, optamos por usar la bandolera debajo de un corta vientos, lo cual fue posible porque es una tela pequeña con mucho cuerpo.

(De hecho, quizás este portabebé sea una mejor opción para los días más cálidos).

Pero lo más importante es que esta bandolera esparció mucho amor donde quiera que fuera <3 <3 <3

Claudia

Sensimo – Freely Grow

Hola a tod@s!!

Hoy quiero enseñaros una mochila estupenda que hemos estado probando Bruno y yo, la
Sensimo Freely Grow.

Es tan cómoda y mullida que nos ha permitido recorrer durante horas el Salón del Cómic,
ayudar a montar el árbol de Navidad del colegio, visitar a papá Noel, y por supuesto arropar a
Bruno en sus siestas aúpa. ¡Hasta papá se ha animado a probarla!

El diseño de flamencos es espectacular, llamativo y muy original, como podéis ver. Yo he caído
perdidamente enamorada de este patrón.

Si tenéis oportunidad probadla porque no os va a decepcionar, a mí me ha encantado tenerla
por casa.

Un beso enorme para tod@s y, ¡hasta la próxima!

Sara Santander García

Loktu She – Rhododendrons Twilight

Nuestra trayectoria en el mundo del babywearing empezó con un fular t5 (base -1), con el que llevaba a mi hijo casi siempre en FWCC. Hasta que empezó a ser demasiado pesado para conseguir llevarlo por delante, y pensé adquirir un fular nuevo para portear en la espalda – un t7, ¡toma ya! No sé por qué creía que necesitaba tanta tela… En parte porque quizás no ajustaba bien el fular, y en parte porque veía porteos bonitos – pero poco prácticos – que necesitaban metros de tela!

Corté el fular e hice un RS y un t3 (base -3). Rápidamente entendí que menos es más, y que los shorties son lo mío. No había puntas por el suelo y conseguí una gran variedad de porteos. No siendo este Loktu She un shortie (t4) propiamente, sirve para el propósito de enseñarte a ti – porteador@ principiante que como yo creía que necesitaba metros y metros de tela -, un poco de la versatilidad y practicidad de un fular más corto que nuestra talla de base.

Espero que te inspire y que compartas con nosotr@s tus experimentos y evolución en el uso de un shortie! 🙂

Ana Timóteo

Soul – Sakura

¡Hola chicas! 
¿Ya recuperadas de las fiestas de fin de año?

Hoy vengo a enseñaros una bandolera muy bonita y fácil de poner, pero a la vez con un super soporte y que se ajusta en la perfección a los 2.

Es de la marca indiana Soul, estuvo con nosotros antes de las navidades, y ¡fue una óptima sorpresa! 

El tejido a pesar de fino es muy seguro, no hace pulls, y ¡¡¡es muy fácil de limpiar!!! ¡Incluso el paseo por el parque después de la lluvia no le ha dejado ni una mancha! 😁  Su color es bonito, pues dependiendo de la luz, va cambiando, así que da la sensación de tener siempre una bandolera diferente! 

¡Un beso de Yara y otro mío! 😘